Linfedema, cáncer de mama ¿Cómo evitarlo?

Después de la extirpación de los ganglios de la axila, tras una intervención de cáncer de mama, existe el riesgo linfedema caracterizado por una hinchazón del brazo operado, provocado por la ralentización de la circulación de la linfa en la región del pecho operado.

¿Como disminuir la posibilidad de padecerlo? Aury Caltagirone del Instituto Gustave Roussy, nos indica algunos consejos prácticos que permiten realizar una pautas en nuestra vida cotidiana.

VESTIDOS Y ACCESORIOS. Se recomienda: 

  • Las semanas después de la intervención, optad por un sujetador de tirantes anchos (tipo sujetador de deporte) para evitar la compresión.
  • En vuestra vida cotidiana, elegid camisas, camisetas con mangas anchas o evases; las blusas vaporosas, son las ideales.

A evitar

  • Todo lo que comprime el brazo como los sujetadores y bañadores con los tirantes demasiados apretados.
  • Los anillos y brazaletes demasiado justos o un elástico de cabello olvidado en la muñeca durante horas. Al igual que los elementos que comprimen como una muñequera o una tirita muy apretada.

ACTIVIDADES DOMÉSTICAS. Se recomienda: 

  • Llevar guantes de goma para proteger la mano y antebrazo mientras cocináis, hacéis jardinería, o bricolaje. Nunca estamos a salvo de una herida. Hoy en día encontrareis en el mercado guantes muy finos protectores que os permitirán cocinar o hacer manualidades con desteridad.
  • Utilizad siempre un dedal durante la costura.
  • Si os hacéis una herida (corte, picadura, quemadura, arañazo) en las uñas, en la mano o en el brazo, desinfectar inmediatamente la herida. Lavad con agua y jabón y usad un antiséptico.
  • Para comprar, utilizad siempre un carrito el cual tirareis del lado del seno *no operado. Y transportad vuestro bolso, los paquetes pesados y las maletas siempre utilizando el otro brazo.

A evitar:

  • Desplazar sola objetos pesados como muebles o cartones de mudanza.
  • Llevar al final del brazo cargas importantes como packs de botellas de agua o varias bolsas en el mismo brazo, del lado del pecho operado.
  • Planchar durante horas, sobre todo si es con el brazo operado. El calor desprendido y el peso de la plancha pueden ser nefastos.

EN LA OFICINA. Se recomienda:

  • Delante de vuestro ordenador o vuestra mesa de trabajo, posicionad vuestra espalda correctamente. Pensad de vez en cuando, cerrar vuestros omóplatos y enderezar la espalda tirando la espalda hacia atrás. Colocando correctamente la espalda os permitirá la apertura de las zonas claves para el drenaje natural del brazo.

A evitar:

  • Encorvarse, con las espaldas hacia delante.

CUIDADOS ESTÉTICOS. Se recomienda:

  • Utilizar un corta-uñas en lugar de las tijeras, para evitar heridas.
  • Para la depilación de las axilas, es preferibles usar crema depilatoria o una banda de cera fría para pieles sensibles, antes que la cera caliente (el calor puede hinchar el brazo) o la cuchilla (con la que os podéis cortar o causar una infección)   

A evitar:                                                                                                    

  • Arrancar o mordisquear las pieles alrededor de las uñas. La cicatrización es larga, el riego de infección aumenta.
  • La utilización de aceites esenciales calientes sobre el brazo. Si os hacéis la manicura pedid que nos os corten las cutículas.

Toda fuente de calor como la sauna, o baños muy calientes. Tened cuidado con la temperatura del agua cuando lavéis los platos.

DURANTE LOS VIAJES. Se recomienda:

  • Optad por una maleta con ruedas y en cuanto podáis, bien en el aeropuerto o una estación, tened el reflejo de coger un carro incluso si no vais muy cargadas.
  • En el avión, la diferencia de presión atmosférica en la cabina tiene el riego de hinchar vuestro brazo. Llevad, si vuestro medico os lo ha prescrito, una manga compresiva, bebed agua regularmente y moved vuestro brazo de tanto en tanto. Para más confort, mantenerlo en una posición ligeramente levantado apoyándoos en un pequeño cojín.

También podéis consultar nuestro post que incluye una tabla de ejercicios recomendables que os serán de gran ayuda.

Esperamos que estas pautas os hayan servido de ayuda, para aplicarlo en vuestra vida cotidiana para evitar en lo posible esta complicación, que afortunadamente cada vez sea menor, ya que actualmente se es mucho más conservador en cuanto a la extirpación de los ganglios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.