Grupo de autoayuda para mujeres
con cáncer de mama y ginecológico
d

Testimonios

Sabemos que compartir experiencias con otras mujeres que se encuentran en esta situación ayuda a normalizar la convivencia con la enfermedad. Por eso nos gustaría que formases parte de este grupo.

A continuación os dejamos algunos testimonios de mujeres afectadas y cómo ha sido su experiencia.

"SUPERAR LA ADVERSIDAD"

En el año  2000 y mientras mi marido estaba en un proceso de quimio, me encontraron  en una revisión rutinaria un tumor .Me tuvieron que operar y someterme a un tratamiento de quimio. Yo ya sabía qué era puesto que había acompañado a mi marido a sus sesiones. Sólo podía pensar en mis hijos ¿y si nos pasaba algo a los dos?  ¿Y se quedaban solos? Era un pensamiento repetitivo. El tratamiento fue durísimo porque nos ponían la quimio a los dos a la vez. Nos apoyábamos el uno al otro con fuerza, con esperanza y hacíamos todo lo posible para que nuestros hijos no percibieran nuestra incertidumbre.


Mi marido no lo pudo superar y nos dejó. Poco después conocí  la asociación Anémona, donde encontré fuerza para seguir adelante y donde sigo trabajando dando lo mejor de mí misma.


De esto hace 14 años, he tenido la satisfacción de ver casarse a mi hija  y tengo 2 nietas que adoro. Continuo adelante con la esperanza de ver casado a mi hijo y como forma su propia familia.

 

Carmen Izquierdo

"HE SUPERADO UN CÁNCER....... Y LO CUENTO"

Mi esfuerzo por estar bien y  el pensar que iba a salir adelante fue decisivo en mi curación. Mi familia y  todos mis médicos siempre me han dado mucha confianza y han sido para mí un gran apoyo, han estado  muy atentos a todas mis necesidades y me he sentido cuidada y protegida.    


Fue en el 2001 cuando me noté un bulto, al que no le di  importancia y dejé transcurrir tres meses antes de ir al médico, enseguida que me revisaron, me operaron, era un tumor muy grande. Después me dieron 6 meses de quimio, con este tratamiento perdí el pelo, cosa que me afecto bastante y lo suplí comprándome una peluca, era tan parecida a mi pelo natural que no se notaba nada. Yo me encontraba bien, el tratamiento me permitía seguir con mi vida cotidiana y siempre estuve muy animosa.


El tiempo transcurrido me ha permitido disfrutar de una de las más grandes alegrías de mi vida, mis nietos.
Una compañera de  Anémona me habló de la asociación, enseguida vine, me acogieron muy bien y aquí sigo, aunque parezca que no es cierto, me hace olvidarme de la enfermedad, tampoco tengo  ningún inconveniente en hablar de ella, si con ello puedo ayudar y acompañar a otras personas.    


Si hay algo que no volvería a repetir sería esperar tanto en ir al médico, he comprendido que es muy importante en esta enfermedad cogerla a tiempo,  y animo a todas las personas a acudir a revisión pronto ante la más mínima duda.

 

Encarna Muñoz.

"OLVIDAR, NO SE OLVIDA, PERO SE APRENDE. "

Para mí, ha sido muy importante contar con la asociación Anémona  durante mi enfermedad, el relacionarme con otras personas que han pasado por lo mismo, me ha ayudado a ver la enfermedad con más naturalidad. Conocí la asociación a través de una amiga que me puso en contacto con dos mujeres afectadas, me causaron muy buena impresión, y me integré enseguida en el grupo y  en las actividades que se desarrollan y aquí colaboro desde  2005 que me diagnosticaron el cáncer de mama, un año después tuve una recidiva.

Al recibir la noticia me quedé en estado de sock, paralizada, no era capaz de pensar, de tomar decisiones, de reaccionar ante lo que me estaba pasando, era como si estuviera viendo  una película ante mí, que nada tenía que ver conmigo.

El tratamiento de quimio fue muy duro, me costaba mucho recuperarme y pensé en dejarlo, en abandonar, pero me lo cambiaron y el nuevo me sentó mucho mejor y pude concluirlo. Recuerdo todo esto como un proceso largo, con muchos altibajos, con miedo, desconfianza y mucho esfuerzo, muchísimo por seguir adelante.

Mis hijos y mi marido fueron mi motor y me siento afortunada de poder compartir mi vivencia, olvidar......no se olvida, pero el tiempo me ha permitido aprender.

Begoña Merchán

"SIGO SIENDO YO "

Aunque  sigo siendo yo, veo las cosas de manera muy diferente, después de mi diagnóstico de cáncer de mama.

 Fue aquella revisión en marzo de 2011, cuando de repente me encontré que tenía que tomar decisiones complicadas. La primera fue, cómo se lo iba a decir a mis hijos, que vivían fuera y cada uno, en un sitio, completando sus carreras o iniciando su andadura profesional......La siguiente decisión fue pensar que podía salir adelante, que tenía fuerzas y recursos, que iba a ser positiva, e intentar por encima de todo, hacer vida normal, este pensamiento que me acompañó durante todo el trayecto, fue mi aliado para resolver todo lo que vendría después.

Mi equipo médico me dio la confianza que necesitaba y junto con el apoyo de mi marido  y mis hijos, que se turnaron para no dejarme sola ni un minuto, se convirtieron en los puntales de mi proceso de enfermedad.

El tratamiento de radio y de quimio fue bastante llevadero, pero como consecuencia de una vacuna que me pusieron, comienzo a encontrarme mal, muy mal, y descubren que tengo una lesión de corazón, en la válvula mitral,  y que es un efecto secundario de esta vacuna, algo que sucede en un porcentaje muy bajo, pero a mí, me tocó. De nuevo médicos, pruebas y más pruebas. Afortunadamente, todo esto hoy está bien encaminado.

Conocí  Anémona gracias a la visita de las mujeres voluntarias en el hospital que me operaron y también a través de una amiga. Cuando salí del hospital enseguida me pasé por la asociación y descubrí que quería participar en este proyecto, que yo también podía ayudar a otras mujeres, como me ayudaron a mí y así poder devolver parte de lo mucho que yo he recibido.

Inés Reyes

"SE ME VINO EL MUNDO ENCIMA"

En este momento y tras un cáncer de mama hace 14 años, valoro por encima de todo la felicidad de acompañar a mis hijos y disfrutar de ellos y el regalo maravilloso y emocionante que me brinda la vida por ver nacer a mi primer nieto, el próximo diciembre.

El camino no ha sido fácil,  me diagnosticaron un cáncer de mama con 49 años, en una revisión rutinaria. No reaccioné muy bien, recientemente había fallecido mi hermana, muy joven y de cáncer.

El tratamiento de quimio lo sobrellevé como pude, se me hizo duro y largo. Afortunadamente contaba con el apoyo de mi marido, mis hijos, mi madre y mis hermanas, en fin toda mi familia me arropó y me acompañó en este trayecto.

Conocí  Anémona cuando empezaba a engendrarse este proyecto y participé de manera activa en su puesta en marcha, en este grupo he encontrado una nueva familia, un grupo de amigas con quien compartir  y que me aportan alegría  y bienestar.

Rosario Morillo

"ME LO PILLARON A TIEMPO"

En una revisión anual en el año 2000, a los 46 años, me detectaron en la mama izquierda algo sospechoso, tras analizarlo, había que operar. Yo pensaba que cómo era posible, si yo no había tenido ningún síntoma, fue mi primera reacción porque no me lo acababa de creer.

Con el apoyo de los míos, volcada en mi trabajo y con ayuda de los especialistas lo lleve adelante. Todo salió bien y volvería a confiar en los que me trataron, de hecho en el año 2012 volví a pasar por la experiencia, esta vez en la mama derecha.

Anémona, nuestra asociación, la conocí desde sus inicios y siempre he estado muy próxima, ahora todavía más que soy su vicepresidenta y trabajo con alegría porque no hay que tirar la toalla, es necesario ser positiva, ya que se puede superar.

Mi lema “Dame unas espaldas fuertes porque una carga ligera la lleva cualquiera.

Paquita Benaloy

"LA UNIÓN HACE LA FUERZA"

Hace 18 años tuve un cáncer de mama, por el que me hicieron una mastectomía bilateral. Nunca he querido reconstruirme por el miedo terrible que tengo al quirófano.

Sigo con mis “cicatrices de guerra” como les llamo. Para mí la belleza de una persona está dentro de ella y así lo percibo yo. Mi familia y en especial mi hermana fue mi gran apoyo en ese momento, pero al poco tiempo falleció. Hoy soy voluntaria de Anémona para apoyar a las personas que están pasando por mi misma situación.

Cristina

"EL AMOR ME DIO LA FUERZA PARA SEGUIR ADELANTE"

Acudí a la asociación Anémona por un familiar que me habló de ella. Tenía 35 años y me habían diagnosticado un cáncer de mama. Al principio, mi familia no estaba muy de acuerdo, pero lo cierto es que me hizo mucho bien.

Encontré apoyo y despejaron muchas de mis dudas. Me permitió conocer a grandes personas con esta enfermedad, que han luchado con fortaleza, dándome lecciones de vida. Mis valores han cambiado con respecto a lo que realmente vale la pena. Me considero una persona afortunada por haber sobrevivido, en definitiva por estar aquí. He tenido compañeras y amigas que no lo lograron y que siempre llevaré en mi corazón. El amor de mi familia, de mis amigos y de mi gente me dio la fuerza que necesitaba para seguir adelante y me la siguen dado.

Mª Rosa Romera

BENIDORM

Calle La Biga, 14 Bajo
03501 Benidorm (Alicante)
Teléfono: 865 680 385

Horario de Atención:
Todos los días de 10:00 a 13:00 h
y los martes de 17:00 a 20:00 h
  676 597 462 info@anemonamarinabaixa.org

VILLAJOYOSA

C/ Ciudad de Castellón, nº 8
03570 Villajoyosa
Tel.: 650 480 839

L'ALFÀS DEL PI

Av. de les Corts Valencianes
03580 – l’Alfàs del Pi
Tel.: 96 588 73 28

ALTEA

c/ Marina Baixa, nº 2 (Centro Social)
03590 Altea
Tel.: 96 688 27 02

LA NUCÍA

Regidoria de Benestar Social
Ayuntamiento de La Nucía
Tel.: 96 689 73 30